6 nov. 2011

Esteban Isidro, Premio a la Mejor Ganaderia Encierros Cuéllar 2011

Fuente: El Norte de Castilla.

El recién retirado diestro vallisoletano Manolo Sánchez recogió ayer el trofeo que acredita al hierro Esteban Isidro como mejor ganadería de los pasados encierros de Cuéllar. Lo hizo en nombre de la ganadería Martínez Flamarique, conocida como Casa Chopera, de la que es representante en la zona.
El acto comenzó con la presentación del presidente de la Asociación Encierros de Cuéllar, agrupación que anualmente entrega este trofeo, Carlos Fraile, quien se mostró orgulloso de poder entregar un premio que el año pasado quedó desierto, lo que significa un aumento de calidad en las ganaderías y unos encierros dignos, que dieron juego para que el jurado pudiera mostrar sus preferencias por varias ganaderías. La de Esteban Isidro quedó por encima del resto, al obtener siete de los diez votos de los miembros.
El moderador, el crítico taurino Emilio Ruano, agradeció el esfuerzo que este año realizó el Ayuntamiento para organizar una feria con tan poco tiempo y con un buen resultado y dio paso a la proyección del encierro de la ganadería ganadora, el de Esteban Isidro, que corrió por las calles el lunes 29 de agosto. El hierro destacó por la tranquilidad con la que los astados se movieron durante el recorrido por el pinar y el campo, así como por las bonitas carreras que ofrecieron a lo largo de las calles del municipio, gracias a que dos de los toros abrían la manada y que ésta se disgregó en dos grupos de tres astados, lo que permitió que muchos mozos pudieran realizar dos tramos ante los cuernos.
Una vez que vio la proyección, Manolo Sánchez agradeció el trofeo a la Asociación y la confianza en la ganadería del Ayuntamiento. Reconoció que había oído hablar de los encierros, pero que no había imaginado un trayecto tan largo, por lo que aseguró que los astados tienen que llegar a Cuéllar muy preparados para aguantar el encierro, aunque también señaló que si un toro es complicado, durante la tarde en la plaza se parará igual habiendo corrido un encierro o no. «Imagino que sí les debe afectar el camino y los toros sufren un poquito», argumentó, pero señaló que en Cuéllar hay que seguir con la tradición de los encierros más antiguos de España: «Hay que proteger la feria y cuidar los encierros».
Muy sincero
Sánchez, muy sincero con el público, explicó que tres de los astados que llegaron a Cuéllar estaban preparados para ir a Madrid. Eran grandes de tamaño y, según dijo, costó un poco convencer a Pablo Hermoso de Mendoza para que se midiera durante la tarde con semejantes ejemplares, que luego dieron un juego estupendo, gracias también al esfuerzo de los toreros.
De los seis asados que llegaron a la villa, tres eran de encaste Atanasio y tres más cruzados con Algarra. La Casa Chopera, propietaria, los tiene para corridas especiales, casi todo para las plazas que llevan desde la propia casa, como Bilbao, Córdoba, San Sebastián o Logroño, entre otros. Sánchez definió los astados del hierro de Esteban Isidro como «muy tranquilos, con buen manejo en las calles y que saca carácter en la plaza, cuando se encuentra solo».
Los aficionados que acudieron al acto de entrega del premio a la mejor ganadería de los encierros, no dejaron pasar la oportunidad de preguntar a Manolo Sánchez por su adiós a los ruedos, que se produjo hace menos de un mes en la plaza de Ávila. El diestro volvió a ser muy claro en sus explicaciones. Tras 19 años delante del toro, necesitaba cambiar de rumbo. Además, llevaba varios años toreando quince corridas, cuando antes eran cincuenta. «Sufres un poco por todo, y a veces tienes hasta que suplicar para que te pongan en los carteles», confesó.
Sánchez admitió sentirse en un momento bueno, al menos técnicamente, pero con pocas posibilidades. Asumió que el tiempo cambia y que los toreros de ahora son «extraterrestres, son otra generación. Hay una competición bestial», aseguró. El torero afirmó que no es igual ponerse delante de un toro con 20 años que con 40 y que su tiempo ya había pasado. «Estuve cerca de ser figura, pero nunca llegué a cruzar la línea», afirmó.
Antes de concluir el acto, algunos de los aficionados aprovecharon para pedir al Ayuntamiento que la ganadería de Esteban Isidro regrese al ciclo de encierros de la villa el próximo año, y a Sánchez que prepare unos buenos astados en el caso de que surja esa posibilidad.
 

Video Encierro: http://www.youtube.com/watch?v=MtfU52riSyU