3 abr. 2011

Crónica Carnaval del Toro 2011 (Ciudad Rodrigo)

Se hizo de rogar pero al final llegó. Caprichos del calendario este año hicieron que el carnaval abandonara su habitual celebración en Febrero para festejarlo en el mes de Marzo. Aún así Ciudad Rodrigo volvió a ser el centro neurálgico del toro en la calle de principio de temporada.
Unos carnavales que dejaron muchos detalles y cosas que comentar.

VIERNES 4:

Como si de un mal sueño se tratase la nieve volvió a hacer acto de presencia recordando la jornada del lunes de carnaval del pasado año. Una hora antes del Campanazo comenzó a nevar sobre miróbriga, pero ni la nieve ni el frío pudieron con las ganas de farinatos y forasteros de comenzar el Carnaval del Toro 2011. La nieve desapareció y dio paso a una marea humana que partió desde el Árbol Gordo dirección al ágora mirobrigense para dar “El Campanazo”. Dos mil aplaudidores, cinco mil pañuelos y más de doscientos globos todos ellos de color farinato repartió la organización, la página web www.carnavaldeltoro.es que un año más y ya van tres, llenaron hasta la bandera la Plaza Mayor. A las 19,00 horas se dio suelta al encierro de mansos, ¡perdón! De bueyes, propiedad de Caminero con el hierro de la Bomba que se saldó con dos heridos leves.

SÁBADO 5:

A las 00,15 horas con la plaza llena y tras coger los mozos las barreras se capearon dos toros bien presentados de Flores Tassara de nulo juego ambos y que dejaron el primer herido por asta de toro de las fiestas. A las 10,30 desde el Registro se soltó el encierro de carretones, gracias a la peña “El Caballo” organizadora del acto, donde los niños volvieron a disfrutar de lo lindo corriendo delante de los carretones. A las 11,30 miles de personas se reunieron en la zona de Los Pinos para presenciar un hecho histórico en el Carnaval del Toro de Ciudad Rodrigo. Promovido por la página web http://www.carnavaldeltoro.es/  se celebró por primera vez el festejo del Toro del Antruejo. “Sevillano”, de la ganadería de Virgen Maria fue el ejemplar elegido a votación popular para ser el protagonista de esta primera edición. Sevillano, de impecable presencia salió raudo del corral de San Pelayo entrando a los cites de los mozos y rematando en las agujas, poco a poco la gran cantidad de gente que lo rodeaba y el ansia de algunos fueron mermando las fuerzas del de Virgen Maria, aún así en el momento que lo dejaron un poco respirar se vino arriba poniendo en apuros a más de un confiado. Se puso remolón a la hora de entrar de nuevo al chiquero y se soltaron tres bueyes que nada quisieron saber de lo que allí sucedía corriendo el trío de ases como alma que lleva el diablo sin rumbo por Los Pinos. A las 13,30 comenzó el encierro urbano de tres toros bien presentados de Flores Tassara y que ofrecieron un encierro largo y pesado. Salió compacta la manada con los bueyes mandando en los primeros metros, a la altura del pabellón los de Tassara acusaron la pendiente del recorrido y empezaron a descolgarse de los bueyes hasta que al final de Foxá los tres ya estaban completamente parados y fueron llevados, no sin esfuerzo, por los mozos a tirones y a cuenta gotas hasta la plaza. Este encierro dejó un herido por asta de toro, un peruano que se levantó hasta tres veces de la mesa de operaciones negándose a que lo intervinieran e intentando escapar con la herida abierta, finalmente la Policia Local y los sanitarios consiguieron introducirlo en una ambulancia y trasladarlo hasta el Hospital de Salamanca donde fue atendido ¡lo que no pase en carnavales…! La capea de la tarde no tuvo historia ninguna ya que el juego ofrecido por los toros fue el mismo que el de sus hermanos de la noche anterior. El desencierro comenzó con la noche ya bien cerrada, solamente dos toros salieron de la plaza, para realizar un desencierro largo y pesado emplazándose en Los Pinos donde uno de los toros no pudo por menos que coger a un mozo que literalmente se abalanzó sobre el animal propinándole una cornada menos grave.

DOMINGO 6:

¡BATACAZO! Ese sería el titular que resumiera lo acontecido el domingo de carnaval en Ciudad Rodrigo. Encierro largísimo, roto y con animales sin la presencia que exige Ciudad Rodrigo y es que no sólo con nombre se asegura uno el éxito. A las 11 de la mañana salió la manada de Cebada Gago, con diferencia el encierro peor presentado de todo el carnaval, los caballistas, en menor número que otros años, desde el primer momento no fueron capaces de hacerse con los Cebadas que realizaron solos a excepción del primer toro rodeado de caballos y a cuenta gotas el camino hasta la Ciudad. Un colorao, el de más cara del encierro no quiso saber nada del recorrido y se quedó en el campo rematando llegando a fracturarse un pitón por lo que no pudo participar en el resto de festejos del día, sus hermanos mientras, iban entrando a cuenta gotas por las calles emplazándose y haciendo pesadísimo el encierro, en Foxá uno de los toros emplazados llegó a entrar en el portal de una casa afortunadamente sin consecuencias debido a la inconsciencia de un hombre que como si nada se encontraba viendo el toro emplazado a escasos dos metros de la puerta. Con toros aún en la calle comenzó la capea, hubo que recurrir a los toros capeados el viernes por la noche debido al cansancio arrastrado por los becerrotes de Cebada Gago. El juego de los mismos fue nulo como era de esperar. El en desencierro tanto los de Tassara como el Cebada Gago que abrió el recorrido realizaron un camino tranquilo hasta Los Pinos donde los de Flores Tassara se emplazaron y fueron llevados bien por los mozos hasta el corral. Tanto de la capea de la tarde como del posterior desencierro mejor no hablar, ya que fueron aburridos y pesados ambos festejos, sobre todo el desencierro terminando sobre las diez de la noche.

LUNES 7:

A las once en punto de la mañana partía de los corrales de la calle Duero la bien presentada torada de Barcial adquirida por el Ayuntamiento. Los bueyes tomaron la delantera desde los primeros metros e hicieron el recorrido por su cuenta, mientras los de Barcial barrieron los primeros metros del recorrido y poco a poco fueron acusando lo largo y empinado del trayecto, descolgándose dos de los toros mientras los otros cinco subieron con un tranco cada vez más lento hasta la plaza permitiendo bonitas carreras por parte de los mozos. Los dos descolgados subieron entrando a la infinidad de cites que les dieron hasta la plaza, encierro que dejó un buen sabor de boca. En la capea los de Barcial dieron buen juego y permitieron lucirse a los cortadores, resultando una capea entretenida. La nota negativa la puso el segundo toro de capea que alcanzó a un joven que tropezó en la cara del animal infiriéndole una seria cornada de la que afortunadamente se está recuperando ya en su domicilio. En el desencierro tan solo dos toros salieron a la calle, emplazándose en Los Pinos y ofreciendo de nuevo un buen juego en la parte alta de dicha zona. La capea de la tarde siguió la tónica de la de la mañana y los de Barcial volvieron a ofrecer buen juego y bonitas y largas arrancadas. Para rematar el día en el desencierro permitieron realizar buenas carreras terminando el festejo en su justa medida de tiempo cerrando así un magnifico día de toros.

MARTES 8:

La capea nocturna con dos toros de Flores Tassara abrió la última jornada carnavalera, los astados no ofrecieron juego ninguno a los cortadores y resultó una capea nula de contenido. A las nueve de la mañana se dio suelta al Toro del Aguardiente, astado de Pío Tabernero, de Vilvís de magnifica presencia donado por Mobiliario Urbano Moreta y Electricidad Casado, en dos ocasiones completó el recorrido, algo que llevábamos tiempo sin ver, dando buen juego tanto en la Plaza como en el Registro a la gran cantidad de cortadores que lo citaron. Con el del aguardiente encerrado ya en toriles, comenzó el último encierro de las fiestas con toros de Toros de la Plata, de buena presencia grandes y con kilos aunque alguno con exceso de serrucho. Encierro largo y pesado al emplazarse varios toros. Salió compacta la manada de la calle Duero con un ritmo fuerte pero como todos los días los toros acusaron lo largo y cuesta arriba del recorrido llegando a los últimos metros casi parados. Al igual que el domingo comenzó la capea sin haber terminado aún el encierro; capea que no tuvo ninguna historia ya que no ofrecieron mucho juego los toros, el desencierro resultó largo al emplazarse de nuevo los toros por el recorrido. La tarde siguió los pasos de la mañana, una capea sin pena ni gloria dio paso al desencierro donde los toros realizaron el recorrido con un tranco bueno que aprovecharon los pocos corredores que había, uno de los toros deshizo el camino emplazándose en la bóveda de la Puerta del Conde y teniendo que ser ensogado para llevarlo a los corrales de la plaza, donde con su enchiqueramiento se puso fin al Carnaval del Toro 2011.

APUNTES VARIOS:

Terminó el Carnaval 2011 y ya contamos los días para que llegue el del 2012, no obstante hay detalles que no pueden pasar por alto. En general la presentación de los toros de este carnaval ha sido buena, con el borrón de los Cebada Gago del domingo a los cuales les pesaba más el nombre que el cuerpo, destacando sobre el resto la presencia de los dos toros financiados por la iniciativa privada.

Como de costumbre el pre-carnaval vino con polémica, la elección de la empresa organizadora levantó las sospechas de muchos de haber intereses personales en dicha elección, ya que las ofertas presentadas estaban todas en las mismas cantidades económicas y no era lógico que si durante los dos últimos años el carnaval había sido un éxito y se había contado con gente de casa, de buenas a primeras se decantasen por una empresa que ya le avisaron que tenía problemas legales y estaba siendo investigada por la mesa de seguimiento del convenio nacional taurino. El resultado: la empresa quedó inhabilitada para dar los festivales teniendo que figurar el Ayuntamiento como empresa, no sabemos el coste total pero se habla de 40.000 euros a mayores del dinero del pliego.

Otro de los aspectos que llaman poderosamente la atención es cómo es posible que cuando se elige la empresa organizadora de los festejos populares se rechace la oferta presentada por Caminero y después sea dicho empresario el que aporte los bueyes, pastores y caballistas, no así el director de lidia, figura obligatoria que no hemos visto en todo el carnaval y por la que la mesa de seguimiento ha abierto una investigación ante la posible ausencia del mismo.

Este año la plaza traía novedades: tres burladeros nuevos, más anchos y bajos pero de dudosa seguridad visto el estado en que quedaron las maderas de los mismos tras los derrotes de los animales, para el año que viene hay que pensar en reforzarlos si no queremos tener algún disgusto.

Del encierro a caballo y la parada de bueyes poco hay que comentar. De lo primero, otra de las sin razones de este año, los caballistas de casa han ofrecido un gran espectáculo en los dos últimos años y este se quedan al margen en detrimento de caballistas de fuera. El resultado, un encierro desastroso, pero como dije anteriormente mientras primen los intereses personales no hay nada que hacer.
Y de los bueyes más de lo mismo, animales que en el encierro se desentienden de los toros, inciertos y peligrosos que han provocado más de un herido y que no valen ni para carne.

Preocupante es la descoordinación de los responsables que mandan dar comienzo a la capea con toros emplazados aún en el tramo comprendido entre el Registro y la plaza. Este año dos días se han vivido momentos de tensión al venir los mozos tirando de la soga por la calle Madrid y encontrarse la puerta cerrada, afortunadamente no hubo que lamentar ningún herido.
Igual de preocupante es el vicio de alguno de los pastores del encierro de este año con la pica eléctrica, utilizándola sin conocimiento más por obsesión que por necesidad.

Pero si hay algo que no puedo dejar de denunciar es la prostitución de nuestro encierro. Hasta hace unos años hablar del encierro de Ciudad Rodrigo era hablar de un recorrido único y diferente al resto, un recorrido especial, con su carro y escaleras en los pinos, su arena en el Registro, etc, ahora hablar del encierro de Ciudad Rodrigo es hablar de un encierro más, de un encierro lleno de estrechamientos, kilométrico, lleno de agujas y que año a año se demuestra que es excesivamente largo. Ha dejado de ser un encierro por las calles para convertirlo en una “manga” como hay cientos por otros pueblos. Ciudad Rodrigo ha perdido su identidad y se ha desviado de su camino para imitar recorridos “de fábrica” pero lo triste es que año tras año seguirán estrechando más y más hasta el punto que cualquier año antes del encierro se coloque a San Sebastián en una hornacina para cantarle y la Campana Gorda se sustituya por un cohete.

Y hasta aquí mi humilde opinión de lo que ha sido el Carnaval del Toro 2011, como todos los años recordaros que la próxima cita con el toro y Ciudad Rodrigo será del 17 al 21 de Febrero de 2012.

Gracias a: Mario Crespo

No hay comentarios: